Una de las mejores maneras de hacer crecer su fe es involucrarse.

Se necesita una comunidad para llevar a cabo lo que hacemos todas las semanas. Nuestros voluntarios son líderes siervos que ayudan a crear experiencias que las personas sin iglesia amarán. Y hay espacio para todos.

Creemos que al servir crecerás. Mientras voluntariado piense que requiere aldo de ti, es posible que descubras que en realidad hará algo bueno por ti y en ti.